Nombre: Lucrecia Estrada
Lugar: Antigua Guatemala
Edad: 42 años

1-¿Lucrecia usted lleva viviendo mucho tiempo aquí en Antigua Guatemala?

  • Sí, desde que tenía aproximadamente unos 13 años.

2-¿Alguna vez supo, le contaron de alguna leyenda específica de Antigua Guatemala que nos pueda contar?

  • Pues sí, antes era muy común que contaran muchas leyendas pero les puedo contar una que a mí en lo particular me gusta mucho y es la que más me sé; que es la Llorona.
  • Bueno pues dicen las malas lenguas que la Llorona se llamaba María de los Remedios y era una mujer con mucho dinero por su marido. Esto sucedió más o menos en el tiempo de los terremotos en Santiago de los Caballeros, un día resulto que su marido tuvo que mudarse a un pueblito que no me recuerdo muy bien como se llamaba exactamente; por lo que ella se quedo muy sola con la sirvienta, y pasaban los días y ella se sentía cada vez más triste porque no tenía a su marido. Hasta que conoció a Juan de la Cruz que era un plomero que llego a revisarle algo de la tubería de la casa de María de los Remedios y ahí se enamoraron y empezaron a salir a escondidas pues no podían hacer nada público. Después María queda embarazada y no sabía qué hacer porque no estaba su marido como iba a decir que se había embarazada. Pasan los meses y ya estaba a punto de tener el niño de Juan de la Cruz y ya faltaba muy poco para que regresara el marido, entonces tenía que hacer algo con ese niño rápido. Dicen que Juan de la Cruz le decía que se escaparan juntos y que tuvieran a su hijo lejos, pero María de los Remedios no podía porque sabía que cuando su marido se enterara mataba a Juan y lo amaba mucho. Esa misma noche da a luz a ese niño y en su desesperación se lo llevo a los lavaderos o pilas como a las 2 de la mañana y lo ahogó. Y desde ahí dicen que se quedo como loca porque mató a su hijo y perdió al amor de su vida pues Juan de la Cruz tuvo que huir cuando regreso el marido. Y desde entonces siempre a las dos de la mañana en las pilas se escucha llorando por su hijo la Llorona.

3- ¿Qué piensa de las leyendas de Guatemala?

  • Pues a mí me encantaba que me contaran leyendas porque son realmente bonitas y con grandes historias, y me parece muy triste que ahora esa tradición ya se ha perdido, pues era una forma de unir a las familias, vecinos y una forma sana de entretener a los niños, porque ahora ya hasta estamos perdiendo lo que es comunicarnos porque con eso de los teléfonos, del internet ya todos solo nos hablamos por medio de artefactos y de la tecnología.

4-¿Qué recomendación les da a la juventud, a las próximas generaciones?

  • Pues recomiendo que en los colegios se inculquen todo esto de comunicarse en persona y dejar a un lado un rato la tecnología, mostrar lo importante que es el comunicarnos en persona. Y también recomiendo que no dejen de enseñar todas nuestras leyendas, costumbres, tradiciones, pues son cosas que nos caracterizan y hacen de éste país como es, totalmente Maravilloso.